DROGAS Y SALUD MENTAL

SALUD MENTAL Y DROGAS

El debate está y seguirá estando en la calle. Drogas y salud mental.

¿Qué ocurre antes y qué después? ¿Van siempre unidos?

Estos días varias son las noticias sobre Delonte West, el ex jugador de la mejor liga de baloncesto del mundo tirado por las calles de Dallas en un evidente estado de consumo de tóxicos.

En 2004 West fue elegido el número 24 del draft por los Boston Celtics convirtiéndose de esta manera en un jugador de la NBA durante 9 temporadas.

En sus 9 temporadas varios fueron los altercados que presagiaban o que ya se sabían sobre su estado de salud mental.

Diagnosticado de trastorno bipolar West ha intentado “calmar a sus demonios” como él mismo ha explicado en varias ocasiones, pero parece ser que no lo ha conseguido.

Afortunadamente, las últimas noticias apuntan a Mark Cuban, dueño de una importante franquicia texana y antiguo jefe de West, como su ángel salvador. Por fin encuentra ayuda o se deja ayudar.https://www.lavanguardia.com/deportes/baloncesto/nba/20200929/483757717735/delonte-west-mark-cuban-dallas-mavericks-drogas-trastorno-bipolar.html

El trastorno bipolar es una enfermedad mental (neurosis) caracterizada por alternar estados de ánimo que pueden ir de la manía a la depresión de manera bidireccional.

En los estados de manía la persona puede sentirse sobreexcitada y con una gran energía lo que hace que actue de manera estrambótica y exagerada hacia los acontecimientos de su alrededor. La extrema alegría invade este estado donde te sientes algo parecido a un Dios que todo puede.

Estos estados se alternan con estados depresivos donde la persona se hunde literalmente y puede incluso hacer tentativas autolíticas. Todo esto en períodos de tiempo largos o cortos.

El consumo de tóxicos es algo probable en la fase eufórica, pero bien podría haberse dado en un estado normal, aunque raramente depresivo.

En el caso de West algo está muy claro y es que no parece seguir ningún tratamiento de salud mental y eso dificulta su rescate, ya que nos encontramos frente a una doble batalla: salud mental y drogas.

Esta combinación no está presente siempre y tampoco sigue un orden claro. Lo cierto es que una dificultad en la gestión de su enfermedad mental sí puede conducir al consumo de tóxicos y, desgraciadamente, un consumo de tóxicos también puede conducir a una enfermedad mental.

Veremos si West consigue el equilibrio que necesita.

SALUD MENTAL Y DROGAS
Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *