¿Qué hacemos con la información?

¿Qué hacemos con la información?

¿Qué hacemos con la información?

Esta semana las noticias han sido llenadas por el asesinato de los niños de Godella. https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2019/03/15/5c8c0eedfdddff60bd8b4596.html

Muchas son las noticias que nos llegan de este caso: que si la madre tenía esquizofrenia y era una antisistema, si el marido también era un antisistema, si eran ocupas, si la abuela había intentado llevarse a los niños… etc.

Buscamos sin descanso una explicación a este suceso que nos conmociona de manera brutal sobretodo cuando las personas que han perdido la vida son niños y parece ser que en manos de adultos “enfermos” y para más inri eran sus padres.

Pero ya muchas veces he repetido que alguien que mata a alguien difícilmente está “enfermo”. Es como si lo dijéramos excusando, pero sin excusar. Mucho se tendrá que comprobar si la presunta homicida, su madre, estaba enferma o no y si cuando cometío el asesinato era consciente o no.

La mayoría de las veces por no decir todos “asesinar” conlleva premeditar y vuelvo a insistir que una persona con esquizofrenia no planifica, le es totalmente imposible. Menos cuando está en pleno brote, pero si no lo está sus habilidades cognitivas y ejecutivas (aquí se encuentra la planificación) están mermadas.
Otro tema es si una persona con esquizofrenia puede asesinar, que sí, claro que es posible, pero el resultado de ese hecho será totalmente desorganizado. Una chapuza de crimen para que lo entendamos bien.

En este caso podría ser así o no, pero no va asociado el trastorno al crimen, este es el error de la sociedad y de los medios de comunicación. No todas las personas con esquizofrenia matan, ni son violentas, al igual que no asociamos la enfermedad de cáncer a la violencia ¿por qué lo hacemos con los trastornos mentales cuando estadísticamente está comprobado que no son más violentos que el resto de la sociedad?

En fin…queda mucho por trabajar y por informar.

¿Qué hacemos con la información?
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *