Las contenciones en salud mental

Las contenciones en salud mental

Otra vez puesto sobre la mesa el tema de las contenciones en salud mental. Contenciones: ¿sí o no?

El pasado viernes 9 de noviembre falleció un hombre en Abrera https://www.lavanguardia.com/sucesos/20181112/452882872768/muere-joven-reducido-mossos-centro-psiquiatrico.html.

Los medios de comunicación informan sobre un intento de ingreso en el hospital debido a un brote psicótico. Parece ser que la familia pactó un ingreso involuntario con el hospital y se desplazaron hasta el domicilio para llevarlo a cabo.

Es bien sabido por todas las personas que nos dedicamos a temas de salud mental que un ingreso involuntario es un trámite que supone un gran esfuerzo emocional para la familia. No es agradable presenciar como se llevan a tu familiar en contra de su voluntad porque se considera que no se encuentra bien y no puede tomar la decisión de ingresar en esos momentos. Es un acto de buena voluntad, ya que se hace por el bienestar de la persona, pero es un momento duro de vivir.

Cuando se intenta hacer un ingreso por esta vía normalmente los mosos acuden para poder proteger a la persona en sí. Así lo marca el protocolo justo o no, ese ya es otro tema, pero lo que está claro es que es muy difícil llegar y convencer a la persona para que ingrese. Muy difícil, ya que eso ya se ha intentado previamente y por esto se ha recurrido a esta vía.

En el caso de Abrera lo más conveniente hubiera sido poder darle un calmante y de esta manera no hubiera sido necesario contenerlo. No sabemos si esto hubiera podido evitar la muerte de este hombre, pero siempre queda la esperanza.

Yo creo que todos estamos en contra de las contenciones en salud mental tomadas a la ligera, porque sí o para no perder el tiempo, pero cuando el paciente está agitado intentar mediar con él es muy difícil. Se debe intentar y se puede conseguir, pero si no se consigue deberíamos optar por un calmante como medida de contención y no contener a través de la fuerza física.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *