MALESTARES EMOCIONALES EN NIÑOS DURANTE EL COVID19

MALESTARES EMOCIONALES EN NIÑOS PEQUEÑOS DURANTE EL COVID19

La situacón actual supone enfrentarse a los malestares emocionales que los niños están padeciendo en estos momentos por el Covid19.

Aunque cierto es que los niños tienen más estrategias para afrontarse a situaciones de riesgo que los adultos primeramente porque no existe un razonamiento y eso les hace ser más espontáneos, también a la larga sentirán cierto malestar emocional.

Estos malestares emocionales se traducen en miedo y ansiedad, rabia e irritabilidad y duelos.

El duelo es la pérdida de alguien o algo. Puede estar presente en muchos aspectos:
- No poder ir a la escuela.
- No poder estar con los amigos o con los abuelos.
- Ruptura de las rutinas que ya estaban establecidas.
- Pérdida del sentimiento de libertad si no se puede salir a la calle o en ciertos momentos.
- Adaptación a las nuevas rutinas (más contacto con hermanos y padres, mayor estrés y preocupación de los adultos).

Hay que pensar que a veces los niños sienten tristeza, pero no la saben expresar y ésta se traduce en rabia. Es cuando decimos que están muy nerviosos, rabiosos e insoportables.

Para trabajar con ellos este tipo de duelos primero deberemos explicarles que esta situación actual nos hará pasar por diversas fases emocionales:
1) Sin reacción emocional. No nos creemos lo que está pasando.
2) Rabia por la situación de impotencia. No podemos hacer lo que queremos.
3) Tristeza. Me siento mal por no poder hacer lo que quiero ni ver a quién quiero. Puede que eta fase no tengan ganas de hacer nada.
4) Incógnitas sobre lo que va a pasar. Probable miedo hacia las cosas.
5) Fase de liberación y postivismo. Todo vuelve a la normalidad.

Es importante ubicar al niño en una de estas fases y explicarle que es muy normal que sienta esa emoción. No hay emociones buenas o malas, pero si hay emociones de las que aprender.

Es importante preparar al niño para situaciones futuras como por ejemplo la nueva incorporación al colegio puede levar algunos cambios que deberá asimilar.

En cualquier caso, lo importante es adaptar las emociones a las posibilidades positivas que nos ofrecen los cambios.

Respecto a los padres es importante no fijarse continuamente en lo que creemos que está mal, puesto que es normal creer equivocarse en una situación de estrés emocional.

Es importante que sepamos repartir nuestra energía física y emocional. Intentar atender trabajo y niños al mismo tiempo es del todo imposible. Deberemos establecer estrategias. Un ejemplo sería premiar el tiempo que pasan solos jugando o desarrollando una tarea, para luego poderlos atender de forma plena solo a ellos, no combinando ambas cosas.

Proponer nuevas alternativas de ocio ayudarán en la adapatación a la nueva situación y crear rituales de despedida como por ejemplo pasar por el colegio y despedirnos de él hasta nuevo aviso harán que sean conscientes de las cosas.

Hay que poner límites sin pasarse y crear nuevas reaciones antes situaciones que nos colapsen. Si siempre te enfadas por algo…prueba a reírte esta vez. Si cambias tu reacción, cambiarás la del niño.

MALESTARES EMOCIONALES EN NIÑOS DURANTE EL COVID19
Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *