¿Niños sobreprotegidos?

¿Hijos sobreprotegidos?

Cuando hablamos de hijos sobreprotegidos pensamos que el “protegido” es el que lo tiene todo, pero no es del todo cierto el “protegido” es el no castigado, el que nunca sufre frustración, el reprimido emocionalmente y todo ellos causado por la principal figura que les ofrece amor y educación: sus padres.
El proteger es una actitud muy normalizada que ha ido en aumento, ya que los padres están más ocupados (ambos suelen trabajar) y cuando pasan ratos con sus hijos quieren disfrutarlo y que sean felices. Nadie quiere perder el tiempo castigando o no dándoles lo que piden, pero lo cierto es que como dice este artículo https://www.abc.es/familia/padres-hijos/abci-hijos-sobreprotegidos-flojos-y-narcisistas-201706091912_noticia.html en palabras rudas los estamos haciendo unos inútiles.

No dejamos que sufran, que de esta manera aprenderían muchas cosas porque todos sufrimos, pero claro como son sólo niños… intentamos a toda costa que sean felices o eso es lo que todos pensamos que el no sufrir te da la felicidad, pero la felicidad es mucho más compleja que todo esto.
La capacidad resolutiva de un niño aunque esté supeditada a su inteligencia dependiendo de la edad es mucho mayor, ya que no supone tantas cosas como un adulto (el adulto supone muchas porque ya tiene la experiencia), en resumen, el adulto se “raya” de tanto pensar y el niño no lo hace, se lanza a la piscina. Resuelve antes, quizás no mejor, pero…de los errores se aprende.

Probablemente penséis que es una imprudencia, pero…deberíamos dejar que los niños fluyeran solos porque…puede salirles bien y si se estrellan estarán trabajando su frustración y sabrán que todo tiene unas consecuencias.

Dejemos que se exprese como él cree que deba hacerlo y que decida y vea que es lo que ha pasado en función de sus actos, sino… ¿Cómo va a aprender?
¿Diciéndoles que no está bien hecha una cosa antes de que la hagan? ¡Imposible! La experiencia es la que me hace aprender y la que hace que memorice, no el que me cuenten o digan.

Todo esto empeora cuando tenemos un niño enfermo, porque aquí ya es el colmo de la sobreprotección y luego pasa lo que pasa que se levanta a cualquier hora, no recoge, no hace la cama…¡Hombre! A no ser que esté impedido físicamente, ¿lo puede hacer? Vamos que sí puede hacerlo, pero claro…es que está o ha estado tan enfermo…

Esto pasa mucho en enfermedad mental y en el recurso de club social que coordino mucho más aun.

Nos encontramos con gente que debido a su enfermedad ha sido protegida por sus padres puesto que durante años han pasado por muy malos momentos, pero yo siempre comento en los grupos de familiares que una cosa es la persona con su enfermedad y las limitaciones que ésta comporta y la otra cosa es la personalidad, con lo cual si no hace la cama, no se levanta a su hora,y en general no hace nada, quizás nos deberíamos de hacer un poquito responsables de lo que he permitido y lo que no, lo que he protegido y lo que no.

Cuando las personas ya somos adultas poco se nos puede decir para cambiar, el cambio es posible, pero cuesta mucho. En cambio cuando son niños el cambio es más posible y lo que es más importante, los padres deciden, así que deberían aprovechar esta ventaja y destinar todo ese amor a frustar a sus hijos, sí, sé que suena un poco heavy y hippy, pero desde luego que estarán contribuyendo a una educación que los hará libres e independientes.

¿Hijos sobreprotegidos?
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *